CERTAMEN LITERARIO: CORA. A DE FURER

EL VIAJE INOLVIDABLE

Era el año del “deme dos”, las personas se desesperaban por viajar a Chile, ya que se sabía que todo allá era posible de comprar, porque el cambio nos favorecía… y nosotros también aprovechamos la oportunidad… mi marido preparó adecuadamente el “Fitito” ya que debíamos cruzar la cordillera y así evitar riesgos durante el recorrido.

Y el día por fin llegó… y comenzamos nuestro tan ansiado viaje… ya habíamos hecho un tramo bastante largo, cuando empezaron los problemas… había olvidado los documentos de los chicos… ¡Qué desesperación! ¿Qué hacer?… después de discutir bastante decidimos seguir y con la suerte acompañándonos permanentemente… logramos llegar al vecino país…

Disfrutamos mucho de la hermosa playa de “Reñaca” a la cual mi hijo más pequeño llamaba “Ñacate”… sus heladas aguas no eran impedimento para nosotros… conocimos muchos lugares hermosos, hicimos compras… y nos dispusimos a volver… las vacaciones habían terminado…

Llegando a la frontera nos sorprendió la larga fila de coches esperando para ser revisados… mi marido esperó unos minutos, pero luego emprendió la marcha hacia nuestro país, obviando la revisación del “Fitito”… ¿Qué estás haciendo? ¿A dónde vas? Le gritaba desesperada… ese señor que está revisando los autos me hizo seña para que pase… y seguimos adelante… no había pasado mucho tiempo, cuando de pronto escuchamos la sirena de un patrullero que evidentemente nos seguía… recuerdo ese momento, los chicos lloraban, mi corazón latía fuerte… ¡Nos van a meter presos! ¡Nos van a sacar los chicos! ¿Qué hiciste? ¿Qué hiciste? Gritaba angustiada…

Cuando el patrullero nos alcanzó, escuchamos una voz que nos decía: ¡Señor! ¡Señor! Tiene la puerta abierta de atrás…

Mi marido paró el “Fitito”, cerró la puerta… y entre abrazos, besos y llanto, llegamos a nuestro querido país.

A pesar del tiempo transcurrido, muchas veces me pregunto ¿Mi marido habría entendido bien la señal que le mandaron? ¿Quién era esa persona? ¿La señal era para él?… en fin. Son preguntas sin respuestas, pero que me recuerdan “un viaje inolvidable”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s