CERTAMEN LITERARIO MENCION: GRUPO JAI (C. DEL URUGUAY)

(TEXTO GRUPAL) GRAN SIMPOSIO GRAN     Tema: LOS KNISHES

¿“Quién no recuerda con cariño las inigualables recetas de la bobe “?

                                     (Alguien )

Para Rosh  Hashana de 2014, se reunieron: Moshe, Golda, Eliahu y Netanyahu con amas de casa, reposteras, entre ellas Narda Lepes, chef,  docentes, nutricionistas, psicólogos y público en general, para dar su opinión sobre el posible origen de los knishes  y qué hacer para multiplicar su elaboración.

Moshe, que sabía más de matzá, opinó que no había probado los preparados  por cocineros    egipcios porque los freían en abundante grasa de cerdo, pero sí los de la receta israelí con arena del desierto, agua del Mar Rojo, aceite de oliva virgen, sal del Mar Muerto y a la harina la  mezclaban con plegarias y lágrimas de tanto peregrinar. La gente opinó que los de la diáspora eran más ricos.

Golda admitió que desconocía el origen de esas exquisiteces. A ella le interesaba que fuera una comida obligatoria en el ejército por su poder energizante. Los jaialim (soldados) aplaudieron de pie.

Eliahu aseveró que a él no le interesaba el origen de los knishes pero, sí exigía que siempre fueran regados con abundante vino, cuatro copas, por lo menos. Los afectos al alcohol levanta-ronlos brazos y gritaron -¡sí! ¡si!!!!!!!!!!!!!!!

Para terminar, Netaniahu adujo que el origen es el clásico, el que se preparó en la diáspora, con amor y lágrimas de pobreza Él autorizó al Consejo de Educación  que incorporara  a la currícula escolar la enseñanza de su fabricación y también, a partir de ese momento, se declaraba a los knishes y al guefilte fish  comidas internacionales del pueblo judío.

Una de las señoras presentes, Becky, representante del Grupo “JAI“, de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, República Argentina, pidió permiso para dar una opinión, moción que fue aprobada.

Como judía sefaradí, sugirió que  también hubiera un plato típico de ese origen. Recordó entonces una receta que preparaba su madre, la alburnía, con: carne picada, tomates, berenjenas y especias; una comida muy enlazada a sus recuerdos. No necesitaron votar, los entusiastas aplausos dieron la aprobación. Ahora queda su compromiso de darnos a probar.

Lo destacable de este simposio es el olvido. Los encargados descuidaron el detalle de servir los knishes que se elaboraron en abundancia. El público los reclamó y junto a las cuatro copas sugeridas por Eliahu, armaron un festín que se recuerda como  “La gran kinisheada de Rosh Hashana”.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s