UN SUEÑO HECHO REALIDAD DESDE VILLA CLARA

A continuación el relato que nos llegó desde VILLA CLARA ENTRE RIOS y que participó del

CERTAMEN LITERARIO  DE LA RED NACIONAL DE CENTROS DE ADULTOS  

MAYORES DE AMIA, recibiendo una Mención Especial.

Categoría: cuento breve   

Anoche tuve un sueño… Mi sueño comenzó con el momento en que mis abuelos gringos bajaron de los barcos trayendo un bagaje de ilusiones para una vida futura y una cantidad de penas de su vida pasada.

Los veía luchando para superarse, tratando de mejorar sus vidas, llevando adelante una familia.

Pasaron los años…

Crecimos los hijos y nietos queriendo que las generaciones futuras no tuviesen una vida tan dura como la de ellos. Para eso sabíamos que sólo el estudio los llevaría a un futuro mejor, pero ¿cómo conseguirlo?, si vivimos en un pueblito alejado de los centros urbanos donde colegios, universidades estaban al alcance de todos los que quisieran estudiar.

Y aquí mi sueño se hace realidad., ya que viví en la época en que los padres sufríamos el desarraigo de nuestros hijos que se marchaban a los centros urbanos a estudiar y peor aún, la pena de ver a quienes por diversas razones, sobre todo económicas no podían marcharse.

Y aquí comenzó la dura lucha en pos de una soñada meta: “secundario para V. Clara!

Muchos descuidando sus propios intereses, sacrificando tiempo, organizamos reuniones donde discutíamos los pasos a seguir, realizando viajes y trámites destinados a conseguir un secundario.

Y en marzo de 1972 sonó la primera campana llamando a los que durante cinco años llenarían el vacío de un pueblo sin juventud.

Aún no termina la lucha. Años de peticionar a las autoridades, de viajar para realizar entrevistas, de tratar de reunir los fondos necesarios, aunque sea sólo los imprescindibles para sostener el funcionamiento del colegio y finalmente para conseguir su oficialización.

Aquí termina mi sueño con los ojos llenos de lágrimas y mi alma gozando de emoción y satisfacción. Rindiéndole un homenaje a quienes pusieron su esfuerzo para que la ilusión se hiciera realidad, sobre todo al personal que durante años trabajó sin esperar otra recompensa que la de hacer de los jóvenes seres útiles a sí mismos y a la sociedad.

El sueño se hizo realidad

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s