HUMOR EN LAS MAINSES DE LA BOBE (desde Concordia)

La autora de este relato que nos llega desde Concordia es la Sra. Rita Beatriz Arcusin, integrante del GRUPO SHEMESH DE ADULTOS MAYORES, perteneciente a la RED HEMSHEJ DE AMIA, que nuclea a los centros de adultos mayores del interior de nuestro país. 

Este relato participó del Certamen Nacional que se realizó el año pasado, organizado por AMIA PROGRAMAS SOCIALES ADULTOS MAYORES en el marco del 120º Aniversario de AMIA

HUMOR EN LAS MAINSES DE LA BOBE 

“Mi querida bobe vino de Rusia en un sufrido viaje con su marido y sus hijos, perdiendo uno de ellos en la travesía.

Mi bobe Reize era un ser muy dulce, en su cabeza peinaba un rodete, como lo usaban las abuelas de antes y  cuando se le preguntaba como quería que se le confeccionara un vestido, siempre repetía lo mismo: con cuellito y botoncitos adelante, que sea azul y manga “trecuatro” (por decir tres cuarto) lo que hacía que se nos dibujara una comprensiva y cariñosa sonrisa en la familia ya que la abuela no hablaba muy bien el castellano, pero eso sí, todos la amábamos. Cuando éramos chicos, ella se sentaba en el suelo a jugar con nosotros a la payana (conocida como tinenti en otros lados) o a las cartas, un juego llamado “tablin” que había traído de sus tierras o a veces nos daba masa para que nosotros hiciéramos nuestras propias masitas mientras ella cocinaba las suyas.

Mis abuelos eran de ricas familias, pero cuando llegaron al campo, con pujanza y esfuerzo fueron armando su casita, arando campos que  hasta entonces estaban sin cultivar y llenos de espinas, para sembrarlos, que mas de una vez eran desbastados por mangas de langostas, haciendo que la pérdida de la cosecha causara angustias, penas y dolor, pero al otro día era un nuevo comenzar con esperanza y fe.

Mi abuelo se dedicaba mucho a la lectura de la Torá, era un ser muy sabio, lamentablemente falleció muy joven, dejando a la bobe  sola, con sus siete hijos y la responsabilidad de subsistir, pero esa gente traía consigo la cultura del trabajo y el progreso y así salieron adelante con mucho esfuerzo, pero sobre todo con mucha fe.

Recuerdo una anécdota que es clásica en las reuniones familiares, que nos causa mucha gracia: La bobe venía un día caminando lentamente, sosteniendo su delantal hacia arriba ya que había juntado los huevos de la nidada, venía preocupada pensando en su hija que le faltaba muy poco para dar a luz; de pronto se cruzó con la esposa del peón que le dijo: “doña Rosa que lindas sus caledonias !!”, alabando las hermosas flores del jardín, la bobe que le costaba interpretar el castellano y entendiendo mal, argullo: “que!!… ya vino la cigoña??, de la emoción soltó su delantal, tirando todos los huevos al piso y salió corriendo para la casa, hacia una entusiasta noticia que no será tal.

También tengo presente a mi hermana mayor, enamorada de un joven que no le correspondía, lloraba sufriendo por ese muchacho y la bobe con toda su sabiduría la acariciaba consolándola y le decía: “ no llores mi amor, cuando un tranvía se va…pasa, pero atrás siempre viene otro”.

Cuando sus hijos fueron mayores e iban formando su familia emigraban hacia las ciudades en busca del progreso y educación para su prole, por lo que el campo se vendió y ella volvió a tener su éxodo, pero esta vez no de país en país, sino de la casa de un hijo a otro y nosotros felices de recibirla, ya que sabíamos de antemano que nos narraría el cuento del “verale (lobo) y los corderitos” o tendríamos unas gratísimas partidas de “tablin”.

Aún ahora, cuando cierro los ojos antes de dormirme, tengo presente su queridísima imagen y en el recuerdo viene hacia mí el olorcito de sus knishes recién horneados o el exquisito sabor a canela de sus masitas caseras.

Bobe querida, querida bobe cuántos recuerdos y cuánto te extraño”.

 

                                                  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s