CERTAMEN LITERARIO: GRUPO BEIAJAD (MENCION ESPECIAL)

Nombre: Eva Giesen

Edad: 81

Centro : Grupo Beiajad- Comunidad Dr Herzl- Lomas de Zamora

Mi abuela

Mi abuela Marie coraje ejemplo y orgullo para toda la judeidad

Corría el fin de 1937 cuando irrumpieron los nazis con sus atropellos, sus botas negras en nuestro negocio y casa para llevarse todo, con grandes camiones de mudanzas y acoplados.

Esta propiedad estuvo cinco generaciones en manos de la familia Herzberg. Mi hermano Pedro y yo fuimos la última generación de cuatro, que nacimos en la misma casa y el primero que vino a instalarse allí.

Todo esto, paralelo a que los nazis se llevaron preso a mi padre por cinco días, y les aseguro que no lo pasó bien.

Le presentaron un escrito en el que le cedía todos sus bienes propiedades, auto, etc. para así dejarlo libre para que pueda emigrar con su familia.

Y él les dijo que lo firmará todo siempre que dejara salir a su mamá de 80 años. Ellos no querían, puesto que decían “grupo familiar”, padre, madre e hijos.

Mi abuela vivía en la planta alta del negocio, con vida independiente. Crió 10 hijos. Era una persona muy buena, recta y enérgica, y decía que si ella no fuera así, los diez hijos le bailarían en la cabeza.

Quiero contarles que los nazis se llevaban todo. A mi madre, recién operada, la querían tirar de la cama cuando se llevaban todos los muebres. Yo justo estaba con ella. Y con mis cinco añitos, me planté y les grité en alemán “Neim meine mami nicht!” (“¡No, a mi mamá no!”). Y tengo que contar con orgullo, que me hicieron caso y no la tiraron de la cama.

 Y mi padre, rogando por su madre,  pudo convencerlos diciéndole  “A ustedes qué les hace una vieja de 80 años…” y lo logró.

Con este aval,  mi abuela tuvo que presentarse en unas oficinas de los nazisd en un 4º piso. Jadeante, golpeó la puerta correspondiente. Desde adentro sintió un grito: -“¡Entre!”. Mi heroína se plantó delante del escritorio donde estaba el nazi (con su gorra para atrás) sin levantar la vista ni saludar.  Y mi abuela, que tenía “pocas pulgas” esperó la fracción de un minuto y medio. Tomando su bastón y golpeándolo contra el piso de madera duramente todo su discurso, le dijo:  (en alemán) –“Señor oficial. En mis tiempos, un oficial prusiano se lavantaba como un resorte ante la sola presencia de una dama, y yo ya cumplí mis 80 años, pero usted tiene mucho que aprender!” Y a que no saben qué sucedió. El oficial LE CEDIÓ LA SILLA.

Mi famosa “Oma” viajó en un barco treinta días. Todos los niños y niñas la rodeaban en cubierta (supongo que les contaría cuentos o historias). A TODAS las niñas les tejió medias.

El capitán del barco la declaró “la mascota del barco” y la sentó a su lado los treinta días que duró el viaje en todas las comidas. Y Dios le regaló dieciséis años más en Australia, mimada y querida por su hija Bethy y su familia.

De toda esta familia, luego de aquellas dramáticas vivencias, se logró un sueño impensable en aquel momento: resurgir a una nueva vida en Australia y en esta bendita tierra, Argentina.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

One thought on “CERTAMEN LITERARIO: GRUPO BEIAJAD (MENCION ESPECIAL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s